Tu hijo necesita amor

“¡Estoy cansado de tener tantas cosas, sin contar con el interés de mis padres!”, “Siempre es así, toda la atención es para mi hermano, yo para ellos no valgo”, “No puedo llegar a mi hija porque me cuesta mucho estar con ella”, “Aunque estoy con mi hijo, estoy con la mente en otra parte, y él lo sabe”

Son algunas frases que padres e hijos me han manifestado al contarme la relación entre ellos. Incluso hay más: “No debiste haber nacido”, “He deseado que se muera cuando estaba enfermo”, “Si no sacas buenas notas no eres mi hijo”

Durante todos los años que estoy dedicada a la enseñanza a niños y jóvenes, he recogido muchas historias de vida que me hacen reflexionar sobre lo primero que debe tener cada familia: El amor.

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser…” *

Este pasaje bíblico describe con mucha claridad el verdadero sentido del amor, sin embargo, parece que las personas lo han confundido con el llenar de cosas al niño, con un intercambio entre logros y cariño, y muchas otras distorsiones.

  • “Mi madre no nota mi presencia o ausencia, ella se avoca a sus negocios y no me percibe, he tenido el apoyo de los dark que la gente rechaza, pero que se reúnen para darse fuerza en la música para no caer más hondo.”
  • “Me ha hecho llorar tanto con su desprecio que he tenido que irme a tomar. Tomo para olvidarme de lo que me hace mi madre, tomo para encontrar amigos que me acepten, para tener unos momentos de felicidad”.
  • “No tenía a quien contarle mis problemas y ese chico se me acercó. Me dijo que contaba con su apoyo, me llevó a una discoteca y luego caí como un cordero ante un lobo disfrazado.”
  • “Mi papá es pastor pero nunca está con nosotros, su vida son sus muchas reuniones y sus viajes, hace más de un año que murió mi madre y nunca he estado tan sola.”
  • “Cuando veo a mi hijo me da rabia el haberlo tenido, podía estar disfrutando de muchas cosas, para mí este niño es una atadura, pero me da vergüenza sentir eso”
  • “No quiero que se aferre a mí porque yo tampoco he crecido aferrado a mis padres, quiero que haga todo por sí mismo y que se acostumbre a no esperar nada de mí.”

Estas frases las oigo con mucho dolor en mi corazón, y pienso en los valores que estamos perdiendo día a día en la sociedad. Los padres y las madres necesitamos replantearnos nuestro rol y comenzar a ver a nuestros hijos como una bendición de Dios.

Aunque debemos amar a nuestros hijos con el amor que no busca lo suyo, no se irrita ni guarda rencor,  tristemente veo que muchos padres e hijos alimentan su corazón con amarguras, arrastran culpas, y desfogan sus frustraciones de maneras muy hirientes.

Es tiempo de pensar en la imagen de Padre Amoroso que nos deja Dios a través de la parábola del Hijo Pródigo, es tiempo de restaurar, de perdonar, de ir hacia adelante, de buscar ayuda si es necesario, pero no dejar que se nos pase la vida sin haber hecho algo.

* 1 Corintios 13: 4-8a

Si te interesa este artículo, por favor compártelo. Si necesitas contarme tu historia, responde al blog o escríbeme a ximesol.soliz@gmail.com

Artículos relacionados

Cómo superar los conflictos con tu hijo 

¿Pueden nuestras expectativas cortar la comunicación con nuestros hijos? (Parte I)

Anuncios
Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

Tu hijo es un ser único

Si tienes más de un hijo, o si conoces a parejas que los tienen, habrás escuchado que sus niños son totalmente distintos entre ellos, y que cada uno desarrolla una personalidad única, aunque todos hayan sido educados en el mismo hogar y con las mismas características.

Pero los sistemas educativos no piensan así, pues consideran que sólo porque los niños tienen la misma edad, automáticamente tienen las mismas afinidades, tienen las mismas capacidades, y que por tanto, se les puede enseñar a todos lo mismo.

La educación en el mundo entero está siendo replanteada y cuestionada, principalmente porque no está dando los resultados deseados. Países como Corea de Sur y Japón están produciendo jóvenes muy productivos pero con alta tendencia al suicidio.

Países como los Estados Unidos tienen alarmantes índices de deserción escolar y poca motivación por el estudio. Muchos países europeos están haciendo varias reformas en sus aulas.

En España y Latinoamérica hay aún más problemas, pues el desempleo y la pobreza son factores añadidos. Pero pese a todo ese panorama, continuamos repitiendo la misma fórmula educativa sin considerar los cambios y las características de los niños de hoy.

Todos sabemos que los niños tienen ritmos de aprendizaje diferentes, tienen intereses y motivaciones diferentes, tienen maneras de relacionarse diferentes, tienen formas de vida muy diferentes, pero que no se toman en cuenta.

La educación debe replantear la necesidad de respetar los propios procesos, ritmos y las necesidades internas de los niños, de tal manera que no se coarte su necesidad natural de tener aprendizajes profundos.

Los currículums se arman para todo un país que cobija una variedad grande de hábitats, formas de vida, cualidades, necesidades y características totalmente diferentes, asumiendo que los niños son todos iguales, en todas partes, sólo por tener la misma edad.

¿Yo soy yo igual a todas las personas que tienen la misma edad que yo? ¿Estaría dispuesto(a) a estar la mitad de mi día en un aula con ellas aprendiendo cosas que un grupo de gente considera que es lo adecuado para nosotras?

Entonces, en este sistema poco motivador y homogeneizante, los niños van desconectándose de sus propias necesidades, van comparándose, algunos luchan, otros se rinden, pero básicamente pierden el amor a cultivarse.

 Si es que no logran llegar a los estándares marcados, entonces, “el problema lo tienen ellos”, y luego, nos encontramos con jóvenes con poca motivación por estudiar una carrera, que no saben lo que les motiva y que prefieren que otros decidan por ellos.

¿Esto a que lleva? A que las nuevas generaciones estén perdiendo el amor por la vida, por el ir hacia adelante, por emprender, por hacer algo importante, y simplemente se dejan llevar y son presa fácil del mundo oscuro.

Como padre o madre tienes el desafío de impulsar a cada uno de tus hijos con la singularidad que Dios le dio, pues el espacio que tiene en este mundo nadie más podrá ocuparlo.

Artículos relacionados

¿Por qué no todos los hijos consiguen ser exitosos?

Hijos enfocados

¿Quieres que tu hijo se desarrolle plenamente?

 

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

La cocina: una experiencia de creatividad y compañerismo

Un plato llamado "científico loco" hecho por mis hijos hace dos años

Un plato llamado “científico loco” hecho por mis hijos hace dos años

Desarrollar el ingenio, compartir el aprendizaje y la experimentación, usar todos los sentidos y estimular los talentos, son algunas de las experiencias que la cocina creativa logra desarrollar en niños, adolescentes, y en quienes tengan ese mismo entusiasmo natural.

Es importante saber que hay formas positivas de relacionarnos entre los seres humanos y con el medio ambiente, sin consumo desmedido y competencia, y una de esas formas es precisamente la cocina creativa y casera.

Los chicos tienen la oportunidad de experimentar el trabajo compartido, donde se pueden realizar actividades en forma segura, a su propio ritmo y en su propio tiempo, apoyados por adultos comprensivos.

Cocinar les ayuda a enfrentar desafíos desde una perspectiva positiva y a ser perseverantes. Si cometen  errores, se les incentiva a  levantarse y a intentarlo de nuevo.

La cocina también es la opción adecuada de experimentar nuevas iniciativas, conocer características de un sinfín de elementos, disfrutar de texturas, colores, sabores y olores, lo que da lugar a que se generen procesos creativos.

Cocinar crea vínculos

Además, la cocina puede constituir un lenguaje común entre personas de distintas generaciones. La misma actividad puede ser compartida por ancianos, niños, adolescentes, adultos y jóvenes, y eso le da esa característica especial.

Mientras se cocina no hay diferencias sociales, los niños aprenden a respetar, a escuchar y ser escuchados, a ser generosos, a recibir generosidad y a valorar el trabajo bien hecho.

Al aprender y crear junto a los demás, logran entender que el mundo no es, o no debe ser, lleno de egoísmo y competencia, sino de respeto y comprensión.

Creo que algunos momentos más bonitos que he pasado con mi familia y con mis alumnos han sido precisamente mientras cocinábamos. Allí uno ríe, trabaja y hasta “sufre” junto a los demás, especialmente cuando pica cebolla.

Qué importante es volver a practicar la cocina con los chicos, donde se aprende a convivir de forma saludable.

Artículos relacionados

Lo que comunica un buen plato de comida http://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/11/18/lo-que-comunica-un-buen-plato-de-comida/

¿Es mi hijo creativo?

https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2014/12/17/es-mi-hijo-creativo/

Crear, amar, comunicar y jugar https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2011/08/26/crear-amar-comunicar-y-jugar/

Publicado en Comunicación, Educación, formados, Hijos, Hogar, Niños, Pre escolares, Valores | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Quieres que tu hijo sea un ganador?

Hoy más que nunca se educa a los hijos para ganar, para que estén en los mejores lugares,  las mejores posiciones, y para que tengan lo mejor. ¿Qué padre no quiere presumir de los logros de sus retoños?

La lucha por ganar es una de las primeras cosas que los niños aprenden de sus padres. Aún en los juegos, los papás entrenan a sus hijos a vencer, o al menos, a que experimenten la sensación de haber derrotado a alguien.

Cuando son más grandes, compiten con sus hermanos,  primos, o compañeros de colegio, fomentados por mamás, papás, abuelos y profesores, que pasan mucho tiempo haciendo comparaciones entre los niños, a fin de nombrar al “ganador”.

La sensación de ganar es muy estimulante para todos los humanos, pero ¿qué es realmente ganar?

El famoso escritor C.S. Lewis escribió una frase muy conocida: “El orgullo no obtiene placer por poseer algo, sino por tener más que el prójimo.”

Entonces, de acuerdo a la forma típica de ver las cosas, ganar es derrotar al otro, “si yo gano, tu pierdes”, la fórmula es “Ganar-Perder”.

Los padres repinten frases como “A ver quién gana”, “tienes que ganarle a tu amigo”, “esfuérzate, no puedes perder”, “Qué vergüenza, te ganó fulano”, etc.

Todas esas expresiones están basadas en ganarle al otro (o a los otros), en obtener la mayor cantidad de ventajas en desmedro de los demás.

La competencia en los centros escolares también está basada en la misma fórmula.

“El que ganó en el cuadro de honor es fulano”, “Merengano ganó más puntos que talano”. “El mejor ganará la competencia”, etc., son frases que muestran una educación competitiva, basada en mediciones.

 Entonces, de acuerdo a la fórmula, Ganar-Perder, se gana para, como dijo Lewis, sentir el orgullo de tener más que el prójimo.

Una opción para ganar

Pero una frase sacudió por completo este esquema, era más que una frase, era el planteamiento de una filosofía de vida completamente diferente.

“El que sirve a los demás es el mayor”* la dijo Jesucristo, y revolucionó completamente la forma de ver las cosas. Lo dijo precisamente cuando sus discípulos discutían sobre cuál de ellos era el más importante (el ganador).

Hoy en día muy pocos les dicen a sus hijos “Hijo, debes ser servicial con tus compañeros”, “Si trabajas en equipo con tu hermano obtendrán mejores resultados.” “No se trata de derrotar, sino de que juntos lo logren”

Tampoco los maestros dicen frases como “Quiero que todos ganen” “Si nos ayudamos unos a otros, ganaremos todos” “Si ayudamos a otros a ganar, juntos ganaremos”

Aún en el mundo de los negocios se aplica hoy en día esta nueva fórmula “Ganar-Ganar”, si me preocupo porque al otro le vaya bien, también me irá bien a mí.

Si logramos que los niños velen por el bien de sí y de los demás, ellos mismos crecerán en un medio agradable, desarrollando el gran valor del servicio en desmedro de la competencia y la medición.

Es una nueva forma de entender la vida, donde tu hijo y el mío aprenderán a pensar: “ambos podemos ganar”. Esta no es una fórmula excluyente, no es tú o yo, sino los dos; es asumir que para crecer, hay que permitir que otros crezcan.

Si viviéramos de esta forma se evitarían miles de divorcios, cesarían grandemente las envidias y nuestros hijos madurarían ganando todos, y si ellos ganan, la sociedad gana, y así daremos paso a que las siguientes generaciones ganen también.

*Marcos 9:35

 Artículos relacionados

Crecer es hacer crecer

https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2012/01/14/crecer-es-hacer-crecer/

Prepáralos para la vida exterior https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2011/09/03/preparalos-para-la-vida-exterior/

La generosidad de la Navidad

 https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2011/12/23/la-generosidad-de-la-navidad/

Publicado en Conflictos, Educación, formación, Hijos, Niños, Pre escolares, Valores | Etiquetado , , | 1 Comentario

Gracias y Buenos Planes para el 2015

Antes que nada muchísimas gracias por visitar mi blog a lo largo de todo el 2014. Todo lo que escribo y comparto contigo lo hago con un gran deseo de servirte y darte lo mejor de mí y de mi experiencia como madre y docente.

WordPress.com preparó un informe sobre el año 2014 de este blog. Aquí hay un extracto:

¡Números emocionantes!

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 6.000 veces en 2014. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 5 viajes transportar tantas personas.

El día más movido del año fue julio 8th con 73visitas. El artículo más popular del día fue El lenguaje del cariño.

Algunas de tus entradas más populares se escribieron antes del 2014. ¡Lo que escribes tiene aguante! Considera la posibilidad de escribir de nuevo acerca de estos temas.

Planes 2015

Quiero desearte un hermoso año 2015, que la paz de Dios reine en tu vida, tu hogar y el lugar donde vives. Que tu familia se fortalezca más que nunca y que la relación con tus hijos crezca y se afirme. Deseo también que tus sueños se cumplan.

“No duermas para descansar, duerme para soñar. Porque los sueños están para cumplirse.” es una famosa frase de Walt Disney.

Yo sueño con familias fuertes, hijos firmes, con una educación que les permita descubrir la verdad que los hace libres, que ayude a nuestros hijos a amar, apreciar y respetar el mundo en que viven, a ser buenas personas, a dejar lo mejor de sí en esta vida, y qué mejor lección que nuestro ejemplo.

Quiero trabajar por lo que tiene sentido, porque se cultiven los valores, por formar equipos de niños investigadores, escritores, artistas, que amen aprender por una causa trascendente, que los diferencie de esa corriente materialista tan arraigada en nuestra sociedad actual.

Quiero asumir  el reto de ser un gran trampolín que impulse a las nuevas generaciones hacia ADELANTE, en todo el sentido de la palabra.

Por ello, quiero que  las clases que doy en la universidad tengan un gran impacto en quienes se forman como Educadoras Parvularias.

Quiero que los niños que me visitan en los talleres salgan contentos y muy motivados.

Pero sobre todo quiero que esta gran familia virtual en la que tú estás, se beneficie con todo lo que hago, con los vídeos cortos que estoy preparando, y con estos pequeños artículos que salen de mi corazón.

¡Feliz 2015!

 

Publicado en Comunicación, Educación, Expectativas, Hijos, Niños, Valores | Etiquetado | 1 Comentario

¿Es mi hijo creativo?

 

La nueva generación de niños ha nacido en un mundo lleno de juguetes que hacen prácticamente todo, y de aparatos electrónicos que los mantienen fascinados por horas. ¿En qué momento pueden entonces desarrollar su creatividad?

Los niños de hoy han nacido en un mundo caracterizado principalmente por un desarrollo tecnológico muy acelerado.

Sólo un pequeño porcentaje de la población del mundo pasa horas creando cosas nuevas para que la gran mayoría, incluidos los niños, las consuma.

¿Está tu hijo dentro de esa minoría creativa?

La creatividad está relacionada con la parte productiva de la mente, es fruto del gran esfuerzo de conjugar el lado lógico con el lado artístico y con armonizar la parte intuitiva con la parte racional.

Cuando un niño nace es sumamente creativo, a medida que crece y descubre el mundo que lo rodea empieza a probar todo lo que puede, aprendiendo mucho por ensayo y error.

Apenas puede hablar, lo primero que hace es hacer muchas preguntas sobre todo lo que va viendo y conociendo. Es más que simple curiosidad, es un deseo innato de alcanzar nuevas metas y nuevos desafíos.

¿Pero por qué a medida que crece todas esas características casi quedan estancadas?

Una de las muchas respuestas puede estar en la educación tradicional que continuamos recibiendo. Una educación planteada con los principios del siglo XVIII y aplicada todavía en pleno siglo XXI.

Una educación que ridiculiza al niño que pregunta, una educación basada en el concepto de que el maestro debe vaciar contenidos en la mente de los niños y que no valora mucho la acción.

Una educación teórica, que mantiene a los chicos sentados durante horas, con muy poca práctica, que premia lo repetitivo y que no estimula el lado creativo.

Otra respuesta puede estar en la casa, a la que los niños llegan casados y deseosos de jugar.

Pero los juegos de hoy son tecnológicos, están programados para que los chicos sigan caminos, cumplan tareas, y resuelvan obstáculos con claves que otros ya resolvieron y que tienen que bajar de internet.

Por tanto, pasan sus horas libres nuevamente sentados frente a las pantallas que los hacen vivir en un mundo nuevo llamado virtual.

¿Entonces, en qué momento puede un niño desarrollar su creatividad?

Si en el colegio está aprendiendo contenidos y en la casa sus padres compran “niñeras electrónicas” para tenerlo distraído, ¿qué tiempo le queda para desarrollar su creatividad?

Alentarlos a jugar libremente, a reciclar cosas, a crear sus propias historias, a dramatizarlas, a inventar rimas y canciones, a expresarse por medio del arte, a usar la tecnología para investigar distintos temas, a aprender a programar sus propias aplicaciones, son consejos prácticos para desarrollar su creatividad.

Artículos relacionados

Los 5 hábitos de un hijo creativo https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2012/11/07/los-5-habitos-de-un-hijo-creativo/

¿Hijos curiosos? Por qué es importante que lo sean https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2012/10/31/hijos-curiosos-por-que-es-importante-que-lo-sean/

Publicado en Hijos, Niños | Etiquetado , , | 1 Comentario

EL ARTE DE COMUNICAR CON TÍTERES

 

 

 

Qué gran poder de comunicación tiene un títere, y aunque es un recurso muy antiguo, es de los pocos que pueden incentivar varios canales de percepción ¡simultáneamente!

Pueden estimular la percepción auditiva, la percepción visual, y la percepción kinestésica, además que pueden lograr enseñar un sinfín de temas a personas de todas las edades, y dejar boquiabiertos a los espectadores.

Pensemos sólo en algunos títeres que impactaron e impactan al mundo entero: Elmo, los personajes de Plaza Sésamo, Petete, el Topo Gigio, y muchos más.

Los títeres son útiles para explicar, enseñar, mostrar, evaluar,… No hay ningún otro arte que llegue con tanta facilidad al público, especialmente a los niños.

Al sentir que un personaje hable de tú a tú, el público se abstrae de pensar en quien lo maneja, de esta manera llega a producirse una relación empática con el muñeco.

¿Cómo te ayudan los títeres a comunicarte?

Hay muchísimas formas en las que nos ayudan a comunicarnos, sólo mencionaré algunas:

  • Son un puente ideal para poder transmitir contenidos.
  • Te permiten profundizar temas y otorgar experiencia activa de algunos contenidos.
  • Los títeres producen un interés genuino, e incluso inspiran cariño, principalmente en los niños.
  • Los títeres constituyen un instrumento para enseñar sobre cualquier tema.
  • También dan consejos sobre una infinidad de asuntos (miedo, temor, hábitos, valores, etc.).
  • Ayudan a expresar ideas, sentimientos, problemas y puntos de vista, a través de los distintos personajes escogidos.
  • Incentivan el uso del lenguaje, de la vocalización, y de la expresión, además de que permiten incrementar el vocabulario.
  • Favorecen el desarrollo de la imaginación y de la creatividad.
  • Sirven tanto para representar, como para improvisar diálogos.
  • Son una excelente herramienta para que los padres puedan interactuar con sus hijos en un contexto diferente.
  • Pueden servir de plataforma para introducir temas difíciles de tratar en otras circunstancias.
  • Pueden dar lugar al desarrollo de la conciencia crítica, a confrontar asuntos difíciles, y a buscar soluciones de manera creativa.
  • Son muy útiles en la enseñanza, en la didáctica y son un muy buen recurso en el aula.

¡No cabe duda que los títeres son geniales y sumamente útiles!

Pero al igual que otros recursos, deben cumplir normas de construcción, presentación y adaptación a las diversas actividades, para que los contenidos de enseñanza se transmitan de forma efectiva y dinámica.

Aprovecho para invitarlos al taller de títeres que estaré dictando el miércoles 26. Todos los datos están en el PDF adjunto.

Taller de títeres.docx

Temas relacionados:

Un buen método para formar hijos creativos https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2012/07/31/un-buen-metodo-para-formar-hijos-creativos/

 

 

Publicado en Hijos, Niños, Pre escolares | Etiquetado , , | Deja un comentario