¿Quieres que tu hijo sea un ganador?

Hoy más que nunca se educa a los hijos para ganar, para que estén en los mejores lugares,  las mejores posiciones, y para que tengan lo mejor. ¿Qué padre no quiere presumir de los logros de sus retoños?

La lucha por ganar es una de las primeras cosas que los niños aprenden de sus padres. Aún en los juegos, los papás entrenan a sus hijos a vencer, o al menos, a que experimenten la sensación de haber derrotado a alguien.

Cuando son más grandes, compiten con sus hermanos,  primos, o compañeros de colegio, fomentados por mamás, papás, abuelos y profesores, que pasan mucho tiempo haciendo comparaciones entre los niños, a fin de nombrar al “ganador”.

La sensación de ganar es muy estimulante para todos los humanos, pero ¿qué es realmente ganar?

El famoso escritor C.S. Lewis escribió una frase muy conocida: “El orgullo no obtiene placer por poseer algo, sino por tener más que el prójimo.”

Entonces, de acuerdo a la forma típica de ver las cosas, ganar es derrotar al otro, “si yo gano, tu pierdes”, la fórmula es “Ganar-Perder”.

Los padres repinten frases como “A ver quién gana”, “tienes que ganarle a tu amigo”, “esfuérzate, no puedes perder”, “Qué vergüenza, te ganó fulano”, etc.

Todas esas expresiones están basadas en ganarle al otro (o a los otros), en obtener la mayor cantidad de ventajas en desmedro de los demás.

La competencia en los centros escolares también está basada en la misma fórmula.

“El que ganó en el cuadro de honor es fulano”, “Merengano ganó más puntos que talano”. “El mejor ganará la competencia”, etc., son frases que muestran una educación competitiva, basada en mediciones.

 Entonces, de acuerdo a la fórmula, Ganar-Perder, se gana para, como dijo Lewis, sentir el orgullo de tener más que el prójimo.

Una opción para ganar

Pero una frase sacudió por completo este esquema, era más que una frase, era el planteamiento de una filosofía de vida completamente diferente.

“El que sirve a los demás es el mayor”* la dijo Jesucristo, y revolucionó completamente la forma de ver las cosas. Lo dijo precisamente cuando sus discípulos discutían sobre cuál de ellos era el más importante (el ganador).

Hoy en día muy pocos les dicen a sus hijos “Hijo, debes ser servicial con tus compañeros”, “Si trabajas en equipo con tu hermano obtendrán mejores resultados.” “No se trata de derrotar, sino de que juntos lo logren”

Tampoco los maestros dicen frases como “Quiero que todos ganen” “Si nos ayudamos unos a otros, ganaremos todos” “Si ayudamos a otros a ganar, juntos ganaremos”

Aún en el mundo de los negocios se aplica hoy en día esta nueva fórmula “Ganar-Ganar”, si me preocupo porque al otro le vaya bien, también me irá bien a mí.

Si logramos que los niños velen por el bien de sí y de los demás, ellos mismos crecerán en un medio agradable, desarrollando el gran valor del servicio en desmedro de la competencia y la medición.

Es una nueva forma de entender la vida, donde tu hijo y el mío aprenderán a pensar: “ambos podemos ganar”. Esta no es una fórmula excluyente, no es tú o yo, sino los dos; es asumir que para crecer, hay que permitir que otros crezcan.

Si viviéramos de esta forma se evitarían miles de divorcios, cesarían grandemente las envidias y nuestros hijos madurarían ganando todos, y si ellos ganan, la sociedad gana, y así daremos paso a que las siguientes generaciones ganen también.

*Marcos 9:35

 Artículos relacionados

Crecer es hacer crecer

https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2012/01/14/crecer-es-hacer-crecer/

Prepáralos para la vida exterior https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2011/09/03/preparalos-para-la-vida-exterior/

La generosidad de la Navidad

 https://educandohijosexitosos.wordpress.com/2011/12/23/la-generosidad-de-la-navidad/

Anuncios

Acerca de ximesol

Ximena Soliz es una apasionada por servir a los niños, adolescentes y jóvenes. Por eso trabaja para ellos y sus familias en el campo de la educación y la comunicación. Ximena está convencida de que sólo una educación fundamentada en los principios de la Palabra de Dios puede dar excelentes resultados en esta generación.
Esta entrada fue publicada en Conflictos, Educación, formación, Hijos, Niños, Pre escolares, Valores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Quieres que tu hijo sea un ganador?

  1. Pingback: Que tu hijo sienta la alegría de aprender | Educando Hijos Exitosos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s