9 Consejos prácticos para mejorar la comunicación con tu familia

Muchas veces el apresurado tiempo que reina en la sociedad dice “Hazlo Ya”. Esta filosofía conspira contra nosotros y nuestros hijos y produce un nivel de impaciencia que atenta contra la comunicación en la familia.

A nadie le queda duda que hoy en día la vida es muy apresurada. La impaciencia roba a las personas la oportunidad de gozar la vida y ver su belleza, transformando a la gente en “monstruos” con los que se hace imposible vivir.

Nuestros hogares se ven afectados por esta falta de tiempo que genera impaciencia, que a su vez desemboca en la falta de comunicación.

Como sabemos, comunicar no es sólo un asunto de hablar largamente y sermonear a nuestros hijos, porque se puede hablar y no comunicarse. Tampoco es un asunto de argumentar, de hablar fuerte o de convencer.

La comunicación familiar es un asunto de lograr generar lazos de comprensión, de unir corazones, de invertir tiempo, de transmitir sentimientos, y de entender a la otra persona.

Es interesante que aunque la mayoría de los padres sabemos que nuestras palabras sólo constituyen el 7 % de lo que comunicamos, les atribuimos demasiada importancia.

Aquello que no es verbal comunica el 55%, pero no es usual que observemos, que alentemos con nuestra mirada, que demos una palmada de aliento, que ofrezcamos un abrazo fortalecedor o que prestemos nuestro hombro para consolar.

Hay algunos consejos importantes que puedes seguir para mejorar la comunicación dentro de tu familia:

  1. Aprende a controlar tus palabras y tus actitudes de impaciencia.
  2. En tus intervenciones habla brevemente (de 15 a 30 segundos).
  3. Aunque es obvia, esta regla es importante: Una sola persona debe hablar mientras la  otra escucha.
  4.  Esfuérzate en buscar los aspectos positivos de la otra persona (es decir, de tus hijos o tu cónyuge), especialmente cuando hay tensiones o conflictos.
  5. Las buenas comunicaciones mantienen el control de las emociones.
  6. Cuando uno se agita o enoja las palabras pueden ser dañinas, cortantes o pueden ser confusas.
  7. La persona que sabe controlar sus emociones, el tono y volumen de voz en la conversación, es quien obtiene un buen enlace con la otra persona.
  8. La suavidad de tus palabras y tus actitudes persuade más que mil sermones.
  9. Que no pase un día sin que hayas dado un abrazo fortalecedor a tus seres queridos.

Trabaja en tu propia vida con estos 9 consejos prácticos para mejorar la comunicación con tu familia, y verás excelentes resultados que serán beneficiosos para todos, en especial para tus hijos.

 Artículos relacionados

¿Pueden nuestras expectativas cortar la comunicación con nuestros hijos? (Parte I) 

¿Pueden nuestras expectativas cortar la comunicación con nuestros hijos? (Parte II) 

Acciones que comunican amor 

Anuncios

Acerca de ximesol

Ximena Soliz es una apasionada por servir a los niños, adolescentes y jóvenes. Por eso trabaja para ellos y sus familias en el campo de la educación y la comunicación. Ximena está convencida de que sólo una educación fundamentada en los principios de la Palabra de Dios puede dar excelentes resultados en esta generación.
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Hijos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s