Hijos con voluntad: ¿Cómo educarla?

La voluntad permite realizar lo que se debe por encima de cualquier obstáculo. A continuación te presento 10 prácticas sugerencias para que ayudes a tus hijos a educarla.

Quién no quiere que sus hijos cultiven una voluntad que se sobreponga a las circunstancias, a sus estados de ánimo, a su tiempo, cansancio, y a la cantidad de actividades pendientes.

¿Existirá algún truco que ayude a los chicos a que dejen de actuar motivados por lo que les apetece en un momento dado, y que sean más bien las motivaciones internas, cargadas de valores positivos, las que los empujen?

¿Te gustaría que tus hijos hagan lo que tienen que hacer sin dejarse arrastrar por el “fascinante programa de televisión” o por el “cautivante jueguito de la computadora”?

Algunos chicos tienen la buena intención de cumplir lo que deben, pero luego caen en las garras de las distracciones que los llaman. Otros saben exactamente lo que deben hacer y cómo lo pueden hacer, pero simplemente no lo hacen.

¿Qué hacer?

  1. Entrena a tu hijo a tener buenos hábitos (aunque sea muy pequeño), y debes ser muy cuidadoso de guiarle cada día a que los practique.
  2. Llena con valores y principios el corazón de tu hijo. Ellos serán lo que lo motiven desde dentro a educar su voluntad.
  3. La voluntad requiere entrenamiento, igual que los músculos del cuerpo. Cada situación debe constituirse en la oportunidad para ejercitad la voluntad.
  4. Enseña a tu hijo a planificar su día. Entonces sabrá lo que tiene que hacer, y eso lo jalará a que su voluntad desee cumplir con lo que se propuso.
  5. Enseña a tu hijo a priorizar, y a cumplir tanto con sus compromisos, como con sus tareas primordiales.
  6. Enséñale destrezas que le ayuden a cumplir con lo que voluntariamente planificó.
  7. Enseña a tus hijos a ser serviciales, ya sea colaborando con las labores de casa, o realizando una tarea determinada.
  8. Enséñale que la voluntad es el motor que mueve a los otros valores.
  9. Enséñale a no poner pretextos como cansancio, aburrimiento, o falta de tiempo.
  10.  Enséñale a ser esforzado y trabajador, esa es una forma genial de moldear la voluntad.

La voluntad firme le ayudará a tu hijo a librarle de un sinfín de dificultades y tentaciones. También será muy útil para ayudarle a cumplir sus sueños.

Artículos relacionados

Prepáralos para la vida exterior 

Enseña a tus hijos el autocontrol

Enseña a tus adolescentes a administrar su tiempo

El mal hábito de postergar

Anuncios

Acerca de ximesol

Ximena Soliz es una apasionada por servir a los niños, adolescentes y jóvenes. Por eso trabaja para ellos y sus familias en el campo de la educación y la comunicación. Ximena está convencida de que sólo una educación fundamentada en los principios de la Palabra de Dios puede dar excelentes resultados en esta generación.
Esta entrada fue publicada en Disciplina, Valores y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s