HIJOS LUCHADORES

Los verdaderos luchadores tratan de vencer obstáculos y dificultades para conseguir sus objetivos. Al formar hijos luchadores, estaremos formando hombres y mujeres que sepan superar las dificultades de la vida.

Oscar Leonard Carl Pistorius compitió en los Juegos Olímpicos de Londres, 2012. Con  prótesis especiales  en la parte inferior de sus piernas llegó hasta las semifinales de los 400 metros, y colmó de emoción a todo el estadio Olímpico.

Este ejemplar atleta, apodado Blade Runner, ya batía todas las marcas de velocidad para discapacitados cuando brilló en China, pero fiel a su espíritu batallador fue por más.

Las autoridades le impedían competir con atletas sin discapacidad, alegando que él tenía ventajas por sus prótesis; pero apeló, y un tribunal deportivo le dio la razón.

No le alcanzó para subir a un podio, pero triunfó sobre el sistema al que tuvo que vencer para que lo dejaran participar, y supo sobreponerse a las adversidades.

“El verdadero perdedor no es el que cruza la meta último”, escribió su madre Sheila, “El gran perdedor es aquel que se queda sentado a un costado, aquel que ni siquiera se atreve a competir”

Dios dio a los hombres la capacidad de luchar desde su estadía en el vientre materno, pues un pequeño bebé libra una verdadera batalla al tener que atravesar el canal del parto.

Tiempo después, cuando afronta la etapa de gateo, debe aprender a dejar la comodidad de los brazos de sus padres, y lanzarse al mundo de la exploración de espacios, texturas, y objetos, hasta que logra ponerse  de pie y caminar.

¿Pero por qué vemos que en muchos casos que ese espíritu de lucha desaparece en los hijos? ¿Qué los hace acomodarse en su zona de confort?

Es muy simple, somos los padres que decidimos hacerles la vida muy cómoda.

Les compramos sillas caminadoras, no les damos responsabilidades, no les enseñamos a esforzarse en sus tareas, y, poco a poco, empezamos a tender una alfombra roja para que atraviesen la vida.

Qué sabias palabras escribió la madre de Blade Runner cuando él apenas era un bebé (las escribió para que él las leyera cuando fuese grande): “El gran perdedor es aquel que se queda sentado a un costado, aquel que ni siquiera se atreve a competir”

¿Pero por qué no se atreve a competir? Simplemente porque no fue alentado a luchar.

¿Y qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a ser un luchador?

Enséñale a esforzarse desde bebé, no le alcances todo, ayúdale a ejercitar sus brazos y piernas.

Ejercítalo en ser ordenado desde pequeño, muéstrale cómo guardar sus cosas después de jugar.

Cuando es pequeño, permite que colabore en poner la mesa, guardar los cucharones, regar las plantas, o hacer una receta. Si es más grande, con mayor razón.

Establece horarios para sus actividades y respétalos: Hora de dormir, hora de comer, hora de cumplir con las obligaciones, hora de jugar, etc.

Asígnale tareas de acuerdo a su edad. A mayor edad, mayores responsabilidad

Foméntale constancia en la práctica de un deporte, los deportes ayudan en el aprendizaje de la disciplina y constancia.

No lo acostumbres a ir de un lugar a otro en auto, demuéstrale las bondades de caminar o de andar en bicicleta.

Sé un ejemplo para él en todo, especialmente cuando estás luchando por superar obstáculos.

Inspíralo y aliéntalo a seguir adelante siempre, mostrándole que las piedras en el camino nos ayudan a edificar un carácter más sólido.

Artículos relacionados

¡Deja a tus hijos equivocarse!

Enseña a tus hijos a transformar su fracaso en oportunidad

 

Anuncios

Acerca de ximesol

Ximena Soliz es una apasionada por servir a los niños, adolescentes y jóvenes. Por eso trabaja para ellos y sus familias en el campo de la educación y la comunicación. Ximena está convencida de que sólo una educación fundamentada en los principios de la Palabra de Dios puede dar excelentes resultados en esta generación.
Esta entrada fue publicada en Disciplina, Hijos, Valores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s