La generosidad de la Navidad

La generosidad es el acto de dar y darse a los demás. Dios nos dio a su propio Hijo y este es el maravilloso relato de Navidad que no puede cambiarse por nada, y debe más bien enseñarnos a ser generosos.

Dar sin esperar recompensa, entregar sin pedir nada a cambio, amar sin condiciones, regalar tu esfuerzo, tu tiempo, tu interés, tu trabajo, son características de los que han aprendido el mensaje central de la Navidad.

Como padres, debemos enseñar a nuestros hijos de la misma forma, debemos mostrarles con nuestro ejemplo el gran valor de la generosidad, ese gran valor que nos hace mejorar como personas.

Un relato judío cuenta la historia de dos hermanos que cultivaban una parcela común de tierra en una montaña. Uno estaba casado y tenía hijos; el otro era soltero. La primera cosecha resultó abundante y se la repartieron a medias.

Por la noche el hermano soltero pensó: “Soy soltero y no tengo hijos, así que le llevaré a escondidas la mitad de mi cosecha a mi hermano que debe mantener a su familia”

El hermano casado también pensó “Mi hermano soltero no tiene una familia como la mía, que me sostendrá cuando ya esté viejo, le llevaré la mitad de mi cosecha para que la venda y tenga un ahorro.”

Esa noche cada uno llevó la mitad de su grano al granero de su hermano, y al día siguiente ambos descubrieron que pese a su entrega seguían teniendo la misma cantidad que al principio, así que nuevamente repitieron la operación la noche siguiente; pero siguió pasando lo mismo.

Finalmente, la tercera noche, ambos se encontraron en el camino y al ver sus carros cargados de grano se dieron cuenta de lo ocurrido. Descendieron emocionados y se abrazaron fuertemente.

Cuando mostramos a nuestros hijos a dar lo que no se puede comprar en las tiendas comerciales, les enseñamos el profundo sentido de la generosidad: la entrega de nosotros mismos por amor.

Anuncios

Acerca de ximesol

Ximena Soliz es una apasionada por servir a los niños, adolescentes y jóvenes. Por eso trabaja para ellos y sus familias en el campo de la educación y la comunicación. Ximena está convencida de que sólo una educación fundamentada en los principios de la Palabra de Dios puede dar excelentes resultados en esta generación.
Esta entrada fue publicada en Hijos, Niños, Valores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s