El lenguaje del cariño

Rodar por el suelo, acariciar, hacer cosquillas y reír juntos es parte del cálido lenguaje del afecto entre padres e hijos.

Algunos de los mejores recuerdos que tengo con mis hijos son las muchas veces que salimos con nuestras botas a saltar sobre los charcos después de una lluvia. Nos reíamos tanto, nos mojábamos y dejábamos boquiabiertos a los transeúntes.

No son las palabras que decimos, sino lo que hacemos junto a nuestros hijos lo que logra crear ese maravilloso lenguaje no verbal de seis letras: C-A-R-I-Ñ-O.

Este lenguaje es tan especial que se adapta a todas las edades. Cuando nuestros hijos son pequeños es muy divertido jugar a tirarnos pasteles, jugar con agua o hacer grandes encuentros de “luchitas”.

Luego, estos juegos pueden ser modificados y adaptados a medida que los chicos crecen, pero nunca debemos dejar de jugar con ellos. Esos momentos lúdicos espontáneos, de risas sin guión y de chispas de humor se tornarán inolvidables.

Para jugar no hay recetas, hay actitudes. La actitud de dejar fluir nuestro amor por los hijos,  la actitud de compartir sin usar defensas, la actitud de ser auténticos.

El lenguaje del cariño es absolutamente espontáneo, no se planifica. Se da cuando papá llega del trabajo, se quita de encima la corbata y se lanza hacia su bebé haciendo muecas y sonidos graciosos, para luego llenarlo de besos y abrazos.

Se da también cuando madre e hija juegan a “la peluquería”, haciéndose peinados graciosos la una a la otra, riéndose de sí mismas y disfrutando el momento.

Para hablar el lenguaje del cariño debemos dejar de lado las ocupaciones de la rutina diaria, y entregarnos, aunque sea por unos cuantos momentos, a compartir con nuestra familia.

En el tiempo en que nos toque tener a nuestros pollitos dentro el nido, debemos tejer con constancia el lenguaje del cariño y luego ellos sabrán replicar este lenguaje cuando formen sus propios nidos.

Anuncios

Acerca de ximesol

Ximena Soliz es una apasionada por servir a los niños, adolescentes y jóvenes. Por eso trabaja para ellos y sus familias en el campo de la educación y la comunicación. Ximena está convencida de que sólo una educación fundamentada en los principios de la Palabra de Dios puede dar excelentes resultados en esta generación.
Esta entrada fue publicada en Bebés, Comunicación, Hijos, Juegos, Niños, Pre escolares. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El lenguaje del cariño

  1. Pingback: Cuando tu hijo necesita confianza | Educando Hijos Exitosos

  2. Pingback: La hora del cambio de pañal: Un momento de encuentro con tu bebé | Educando Hijos Exitosos

  3. Pingback: 5 estrategias para incentivar el desarrollo del lenguaje de tu hijo en edad parvularia | Educando Hijos Exitosos

  4. Pingback: Gracias y Buenos Planes para el 2015 | Educando Hijos Exitosos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s